FM para todos¿?

Articulo publicado en el sitio de revista etcétera. Fernando Mejía Barquera
El pasado 4 de junio, el priista Manlio Fabio Beltrones presentó a nombre propio y de otros legisladores,1 una iniciativa para reformar la LFRT con el fin de que se otorguen frecuencias de FM a los concesionarios de AM. La iniciativa, por supuesto, busca satisfacer la demanda de obtener combos o STS-AM-FM (Sistemas de Transmisión Simultánea AM-FM) que los concesionarios mexicanos han levantado en los últimos años como una manera de enfrentar la crisis económica y tecnológica de la Amplitud Modulada.

Tal iniciativa, que podría dictaminarse y discutirse en el próximo periodo ordinario de sesiones en la Cámara de Senadores, ha recibido apoyo de los concesionarios,2 algo que no resulta extraño, pues si se compara su texto3 con la presentación que sobre el tema hizo la Cámara Nacional de la Industria de Radio y Televisión (CIRT) ante el Senado en octubre de 2007, pueden apreciarse no sólo semejanzas en la redacción, sino copia de fragmentos por parte de quienes elaboraron la iniciativa del PRI.

Con el impulso del Sindicato de Trabajadores de la Industria de Radio y Televisión (STIRT), organización de raigambre priista, la iniciativa ha tratado de ser posicionada ante la opinión pública mediante una intensa campaña de spots que con el nombre de “FM para todos” ha sido difundida a través de las emisoras cuyos trabajadores están afiliados a ese sindicato, que son prácticamente todas las del país.

Gratis y sin licitación

¿Qué pasaría si la iniciativa Beltrones fuera aprobada por el Congreso? ¿Qué efectos tendría, qué beneficios o conflictos generaría? Las siguientes notas constituyen un ejercicio de hipotética aplicación de esa iniciativa en el DF, el principal mercado radiofónico del país donde, dada la concentración de frecuencias en un área geográfica relativamente pequeña, es más o menos sencillo llevar a cabo este ejercicio que, en el caso de otras entidades del país, requeriría mayor información de tipo técnico, tanto de ingeniería como corográfica.

La iniciativa Beltrones propone añadir un artículo transitorio a la LFRT para establecer que “el Ejecutivo Federal, por conducto de la Cofetel, está facultado para iniciar un programa temporal (el Programa) de reconversión tecnológica para el traslado de las estaciones de AM a la banda FM, dentro de la misma plaza o región…”.

Los principales puntos de la iniciativa son los siguientes:

a) “Los radiodifusores de AM interesados deberán presentar un proyecto integral que comprenda el financiamiento para la instalación de la estación de FM… Se excluye a quienes con antelación a la entrada en vigor del presente Decreto ya hayan recibido una frecuencia de FM como canal de transmisión simultánea de los contenidos de una estación de AM” (la exclusión se refiere a las 83 emisoras que en 1994, durante el régimen de Carlos Salinas de Gortari, recibieron por disposición del entonces secretario de Comunicaciones, Emilio Gamboa Patrón, combos de FM).

b) “Los concesionarios de AM cuyo proyecto sea aprobado por la autoridad quedarán exceptuados de participar en la licitación pública prevista por el artículo 17 de la LFRT y de pagar la contraprestación fijada en dicho numeral. Los permisionarios tampoco tendrán obligación de pago alguna por el otorgamiento del espectro en la banda de FM”.

c) La Cofeco tendría que dar su opinión favorable “para proceder a cualquier asignación de espectro en la banda de FM, con motivo del Programa, a fin de supervisar que no se generen concentraciones lesivas para el sano desarrollo de los mercados”.
d) “La señal analógica en FM sólo podrá transmitir el mismo contenido que la señal de AM”. 
e) La Cofetel “determinará el plazo durante el cual las estaciones transmitirán simultáneamente en AM y FM para la consolidación del segundo mercado; así como el calendario para la transición a la radio digital. La Cofetel señalará, también, el término en el que el radiodifusor deberá regresar al Estado el espectro en la banda de AM, que será destinado a los nuevos usos que fije la autoridad”.
f) “En caso de que no haya espectro suficiente en determinadas plazas o regiones, se observarán los siguientes criterios de preferencia, entre los concesionarios y permisionarios…
1. “Dada su estricta dependencia de ingresos por publicidad, los concesionarios tendrán preferencia sobre los permisionarios;
2. “Entre los concesionarios, se preferirá a quienes no cuenten con una estación de FM en la plaza o región de que se trate, y
3. “Si la igualdad subsiste, se preferirá a los radiodifusores cuya estación haya iniciado operaciones en fecha anterior”.
g) “En caso de que en la plaza o región de origen de la estación no haya suficiente espectro para todos los radiodifusores de AM con derechos, podrá considerarse el otorgamiento de una frecuencia de FM en plaza o región próxima distinta…”.
h) “Igualmente, ante la insuficiencia de espectro en una plaza, la Cofetel podrá emitir nuevas normas técnicas sobre el uso del espectro radioeléctrico en la banda de Frecuencia Modulada, a fin de dar cabida a un mayor número de estaciones en cada plaza”;
i) “El uso de la banda de FM se consignará para cada concesionario o permisionario, como una adición al título respectivo, en el que se establecerán las demás condiciones administrativas necesarias”.

Hipotética aplicación

Como puede verse, esta iniciativa tiene un objetivo claro: beneficiar a la radio comercial de AM, lo cual no tendría nada de criticable si no fuera porque, al hacerlo en los términos que contiene el documento, perjudica abiertamente a la radio cultural, que es tratada con criterio discriminatorio.

La iniciativa establece con toda claridad que si en una plaza o localidad no hay espectro suficiente para que todas las emisoras de AM puedan contar con una frecuencia de FM, “los concesionarios tendrán preferencia sobre los permisionarios”. Como veremos enseguida, ese “criterio de preferencia” provocaría que una de las emisoras culturales más importantes y emblemáticas del país, Radio Educación, no pudiera contar con una frecuencia de FM y entrara a la etapa de la convergencia en condiciones tan desfavorables que podrían provocar su desaparición en unos años.

Según el documento, de ser necesario la Cofetel “podrá emitir nuevas normas técnicas sobre el uso del espectro radioeléctrico en la banda de Frecuencia Modulada, a fin de dar cabida a un mayor número de estaciones en cada plaza”. Aunque la iniciativa propone la emisión de nuevas normas técnicas como una “posibilidad” y la coloca en el último punto del “programa de reconversión tecnológica”, la realidad es que la definición de nuevas normas es absolutamente necesaria para utilizar más frecuencias de FM y debería figurar como primer punto en cualquier proyecto de este tipo.

Actualmente forman parte del mercado radiofónico del DF 34 estaciones de AM; de ellas, 27 tienen su transmisor en los límites territoriales de esta entidad, en tanto que siete lo tienen instalado en municipios del Estado de México, pero con las antenas orientadas hacia la capital del país donde esas emisoras tienen la mayor parte de su audiencia y de sus anunciantes. Las estaciones mexiquenses que participan en el mercado radiofónico del DF son: Ke Buena AM (540 khz), que transmite desde Tlalmanalco; Radio 620 (XENK, 620 khz), desde Ecatepec; Radio ABC (XEABC, 760 khz), desde Los Reyes la Paz; Radio Red AM (XERED 1110 khz), desde Tlalnepantla; La 1260 AM (XEL, 1260 khz), desde Los Reyes la Paz; XEINFO (1560 khz), desde Tlalnepantla; y Luz 1590 (XEVOZ, 1590 khz), desde Los Reyes la Paz. Es decir, hay 34 radiodifusoras de AM que se escuchan cotidianamente en el DF, pero sólo 27 de ellas pueden ser consideradas como pertenecientes a esa entidad. Por su parte, la banda de FM en el DF incluye 28 estaciones en operación, todas ellas con el transmisor en la capital del país. “Ver cuadro

¿Qué tendría que hacerse para que esas 27 estaciones de AM cuyo transmisor se encuentra en el DF tuvieran una frecuencia adicional en FM? Evidentemente, cambiar la norma técnica para que haya más frecuencias disponibles. Actualmente, como se sabe, la norma vigente indica que en la banda de FM las emisoras deben guardar entre sí una separación de 0.8 megahertz (equivalente a 800 kilohertz)4, aunque, por diversas causas, hay algunas excepciones, como puede verse en el cuadro: Radio Ibero (90.9 mhz) y El Politécnico en Radio (95.7 mhz), que tienen 0.4 mhz de separación respecto de las contiguas, y Horizonte107.9 (XHIMR, 107.9 mhz), la última emisora del cuadrante en esta banda, que tiene 0.6 mhz de separación con respecto a la más cercana. El resto mantienen la separación de 0.8 mhz recomendada por las normas técnicas vigentes.

Para que la banda de FM se abriera a más estaciones, la actual separación de 0.8 mhz entre una estación y otra tendría que reducirse. ¿Cuál debería ser la nueva separación? Depende de lo que se quiera. Si se busca que las emisoras tengan un ancho de banda suficiente para transmitir, por ejemplo, señal estereofónica es recomendable una separación de 0.4 mhz o incluso una de 0.3 mhz (aunque en este caso con una serie de controles muy estrictos). Si lo que se busca es que la banda de FM albergue a una gran cantidad de estaciones, aunque no transmitan estéreo, es aceptable una separación de 0.2 mhz; incluso, si se trata de promover que en la localidad transmitan estaciones de muy baja potencia, por ejemplo de tipo comunitario, se puede establecer una separación de 0.1 mhz entre dos emisoras de este tipo, o hasta permitir que dos de ellas operen en la misma frecuencia, pero con separación de algunos kilómetros dentro de la misma localidad. El ingeniero Oscar Bonello, de la Universidad de Buenos Aires, afirma que “la buena ingeniería” aconseja una separación de 400 khz (0.4 mhz) con lo cual “habrá espacio disponible para 50 estaciones de FM estéreo, manteniendo una buena separación de canales”.5

De hecho, el del DF es un caso excepcional porque prácticamente no hay ninguna gran ciudad en el mundo que mantenga la separación de 0.8 mhz. Se trata de una norma técnica obsoleta, sostenida a contracorriente de la evolución internacional de la radio, cuya consecuencia ha sido la subutilización de este recurso, tal como puede apreciarse si se compara el cuadrante de FM en México con el de ciudades como Santiago de Chile, 46 emisoras con una separación básica de 0.4 mhz; Buenos Aires, 104 estaciones separadas por diversos espacios para permitir el ingreso de estaciones de baja potencia, entre ellas varias comunitarias o París, 49 estaciones con una separación básica de 0.4 mhz (los cuadrantes de estas ciudades están disponibles en www.etcetera.com.mx).

Desde hace mucho tiempo, quienes analizamos el tema de la radio en México hemos insistido en la necesidad de que exista una nueva norma técnica que reduzca el exagerado rango de separación entre las emisoras de FM y permita la entrada de nuevas estaciones, especialmente de tipo universitario, cultural y comunitario, incluidas emisoras de baja potencia. En lo personal he sostenido que si el gobierno de nuestro país no ha realizado hasta ahora ese ajuste ha sido por un inadmisible temor político, compartido con los concesionarios, y porque éstos han presionado para que la banda de FM no se abra a nuevos radiodifusores. Esa connivencia entre autoridad y concesionarios ha sido altamente perjudicial e inhibido la posibilidad de potenciar la capacidad expresiva de la sociedad mexicana a través de la radio. Siempre se arguyó que la apertura de la banda de FM en México no era posible por una “sobresaturación” del espectro. Hoy, los concesionarios requieren que esa apertura se haga y encuentran el apoyo de un sector de políticos dispuesto a convertir en ley, una vez más, las demandas de los industriales radiofónicos. Pero volvamos al ejercicio de aplicar la iniciativa Beltrones en el DF.

Criterios de preferencia

Supongamos que la Cofetel, en cumplimiento de lo propuesto por la iniciativa, decide establecer nuevas normas técnicas y opta por reducir a 0.4 megahertz la separación en FM. El efecto inmediato sería la apertura de 22 nuevas frecuencias de FM6 que podrían ser repartidas entre los radiodifusores de AM. Sin embargo, esas 22 frecuencias no serían suficientes para cubrir la demanda de aspirantes provenientes de la banda de AM registrados en el DF, que suman 27. Habría más demanda que oferta y entonces entrarían en acción los “criterios de preferencia” que establece la iniciativa Beltrones7s.

El primero de esos criterios es que “los concesionarios tendrán preferencia sobre los permisionarios”, lo cual haría que las dos emisoras culturales de AM en el Distrito Federal, Radio Educación y Radio UNAM, quedaran eliminadas de inmediato como aspirantes a obtener una frecuencia de FM. En el caso de Radio UNAM, la eliminación sería por partida doble debido a que, como veremos enseguida, otro criterio “de preferencia” es que tendrán prioridad los radiodifusores que no tengan, además de la emisora de AM, una de FM. La UNAM, como se sabe, opera una frecuencia de AM y otra de FM. La eliminación de Radio Educación y Radio UNAM haría que el número de aspirantes a obtener una frecuencia de FM se redujera a 25.

Enseguida, ya si en el lastre de atender a la molesta radio cultural, entraría en acción el siguiente “criterio de preferencia” marcado en la iniciativa: “Entre los concesionarios, se preferirá a quienes no cuenten con una estación de FM en la plaza o región de que se trate”. Sin duda, este criterio habrá llenado de alegría a quienes podrían ser directamente beneficiados: Radio Chapultepec, La Nueva Pop (XEOC, 560 khz); Radio Capital (XEITE, 830 khz); Radio 13 (XEDA, 1290 khz); Radio Monitor (XENT, 1320 khz); Cambio 1440 (XEEST, 1440 khz), y Romántica 1380 (XECO, 1380 khz).

Como estas seis estaciones recibirían “automáticamente” su frecuencia de FM, el número de espacios libres en esta banda bajaría a 16, en tanto que el número de aspirantes en la banda de AM disminuiría a 19. Todavía más demanda que oferta.

Entonces, presuntamente, se aplicaría el tercer “criterio de preferencia” marcado por la iniciativa: “Si la igualdad subsiste, se preferirá a los radiodifusores cuya estación haya iniciado operaciones en fecha anterior”. Sería interesante saber si la Cofetel tiene un registro preciso e inobjetable de las fechas en que cada una de las estaciones de AM inició operaciones, para determinar quién tendría la preferencia. Por otro lado, ¿a qué se refiere la antigüedad de una estación? ¿A la fecha en que la frecuencia empezó a ser utilizada, a cuando la sigla comenzó a ser empleada; a cuando el actual concesionario adquirió los derechos para operar la emisora?

Habría que preguntarse si de verdad los concesionarios de AM estarían dispuestos a someterse al criterio de “antigüedad” para determinar quién tiene el derecho a que le den una frecuencia de FM o preferirían buscar, de común acuerdo, otras opciones que no implicaran enfrentamiento o disputa.

Más allá del mercado

Como puede verse, una aplicación al pie de la letra de la iniciativa Beltrones sería muy benéfica para los concesionarios y absolutamente perjudicial para la radio permisionada, que es explícitamente discriminada al plantearse en ese documento que “los concesionarios tendrán preferencia sobre los permisionarios”.

En su interés por satisfacer las demandas de los concesionarios, los senadores del PRI se olvidaron de que el problema de la AM es mucho más complejo e involucra a otros sectores de la sociedad mexicana que también buscan acceso a la radio, específicamente a la de FM. ¿Por qué los senadores priistas no tomaron en cuenta, por ejemplo, a la radio cultural, a la universitaria, a la comunitaria, a grupos diversos de la sociedad civil, e incluso a gobiernos como el del DF, que ha expresado su deseo de contar con una emisora de FM? ¿Por qué no presentaron una iniciativa incluyente en lugar de un documento que contiene elementos discriminatorios?

Esta iniciativa se sitúa justamente en las antípodas de una postura plural y abierta: además de discriminatoria, es simplista, no toma en cuenta la múltiple gama de implicaciones técnicas, económicas, sociales, políticas y culturales que conlleva la problemática de la radio
1 Fernando Castro Trenti, Mario López Valdés, Carlos Lozano de la Torre y José Eduardo Calzada Rovirosa.
2 Por ejemplo, el director de la CIRT, Andrés Massieu Fernández, afirmó sobre la iniciativa: “Nosotros la vemos con muy buenos ojos, ya que va más allá de decir qué se necesita, sino que abarca el cómo se haría y eso la hace interesante, pero de entrada es un buen paso”. El Financiero, 9 de junio de 2008. 
3 Disponible en www.senado.gob.mx/gace.php?
sesion=2008/06/04/1&documento=14
4 La versión vigente de la Norma Oficial Mexicana de FM, data de 2004, pero la disposición de separar las emisoras de esa banda con 0.8 mhz se remonta a noviembre de 1974 cuando fue publicado el documento pionero en esta materia: Normas técnicas para la instalación y operación de estaciones de radiodifusión sonora en la banda de 88 a 108 mhz. La separación señalada por la Norma Oficial Mexicana tiene rango de “recomendación”.
5 Oscar Bonello, Convertir lo imposible en posible, disponible en www.rta.com/29/d1.html, marzo de 1998. 
6 Se abrirían 22 frecuencias de FM, o 21 si la autoridad decidiera dejar funcionando a la emisora “alegal” La K Huelga, que transmite en los 102.9 mhz. 
7 Por supuesto la desproporción entre la oferta de frecuencias de FM y la demanda proveniente de las estaciones de AM sería mayor si las emisoras cuyo transmisor está en el Estado de México, pero tienen su mercado en el DF, pretendieran que se les otorgara una frecuencias de FM en la capital del país. No se descarta esa posibilidad, pero en este ejercicio estamos tratando de aplicar al pie de la letra lo que dice la iniciativa Beltrones.

Opinión de la Cofeco

El 4 de julio de 2008, Cofeco emitió su opinión sobre la iniciativa: “Esta autoridad considera que en general los lineamientos propuestos por la iniciativa para realizar este traslado (de las estaciones de AM a la banda de FM) contienen criterios favorables al proceso de competencia y libre concurrencia que protegerían la eficiencia de los mercados de radiodifusión de Frecuencia Modulada en virtud de que implicarían un incremento de la oferta en la banda de FM y, por tanto, más concurrencia”. La Cofeco acepta que su opinión sólo se refiere “a los efectos que en materia de competencia y libre concurrencia tendría la iniciativa en caso de aprobarse” y “no prejuzga sobre aspectos de otra índole que el proyecto pudiera tener”. Se trata de una opinión “economicista”, absolutamente limitada, porque los aspectos “de otra índole” que la Cofeco elude, son de gran importancia. No obstante, es muy probable que en las próximas semanas la postura de esta comisión sea exaltada por los promotores de la iniciativa como un punto favorable para ésta. La iniciativa Beltrones está tratando de ser posicionada ante la opinión pública como un supuesto avance para la radio mexicana. La idea, evidentemente, es que vaya ganando consensos y opiniones favorables para que cuando llegue el momento de ser votada en el Senado pueda ser presentada, eventualmente con el apoyo propagandístico de la radio y la televisión concesionadas, como la salvación de la radio de AM.

La opinión de la Cofeco con respecto a la iniciativa Beltrones fue dirigida a Carlos Sotelo, presidente de la Comisión de Radio, Televisión y Cinematografía del Senado de la República. Ojalá el senador Sotelo y aquellos legisladores que se dicen comprometidos con la construcción de una estructura democrática de medios de comunicación en México estudien con atención la iniciativa, entiendan los alcances negativos que puede tener con respecto a la radio cultural. Al mismo tiempo, esos legisladores deberán allegarse información suficiente para impulsar un proyecto radiofónico plural e incluyente que impida la apropiación de la banda de FM por parte de los poderosos grupos de siempre y permita a la radio de AM en general, no sólo a la comercial, enfrentar en la mejor condición posible los tiempos de la digitalización y la convergencia.

2 Respuestas a “FM para todos¿?

  1. xhbio guerita y callado por fa un paro marcale a juan jose 3335035205 ase poko lo conosi en internet y nos enamoramos kiero k sepa k lo amo y k mi hijo aunk no sea de el tambien lo kiere muxo por fa y pongale la cancion de ojala

  2. a callado si la guerita dice k no eres hombre yo le calo por ella jajaja
    aunk no creo k se paren
    los comentarios jajajajaja
    ponmela
    aki y ahora l
    la de ojala de la cerrito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s